Blog: Kaizen

El concepto de fidelidad se aplica hoy en día también a las marcas, ya que es uno de los principales objetivos de todas. Actualmente los consumidores tienen un abanico muy amplio de opciones a la hora de escoger entre una marca u otra, por lo que es nuestra tarea conseguir que se decidan por nosotros.

Conseguir un cliente, que quede satisfecho y que repita la acción de compra: ese es el proceso ideal que toda marca quiere. Y aunque mucha gente piense que lo más difícil es el primer paso, la realidad es que lo realmente complicado es la acción de “repetir”.

Repetir implica satisfacción, hemos cubierto las expectativas del consumidor y por ello vuelve a confiar en nosotros. En este punto influyen varios aspectos del Marketing Mix, como la calidad del producto, el precio, el punto de venta… Pero hay uno especialmente que se suele pasar por alto y es un error, ya que es muy importante.

Se trata del concepto de la comunidad

Cuando compramos un producto no solo compramos el producto en sí, sino también la imagen que vende la marca, las cualidades que se desprenden de ella pasan automáticamente a convertirse en nuestras como consumidores de dicha marca.

El ejemplo más claro podría ser Appel. La marca no solo vende sus productos, sino que vende una imagen, un estatus que se le otorga al consumidor de Appel, un estilo de vida, unos valores, una personalidad.

Esto es lo que realmente hace que una persona sea fiel a una marca, el hecho de que al comprarla se convierte en parte de un grupo específico de clientes: una comunidad.

 

¿Cómo aplicamos esto a nuestro producto entonces?

El primer paso es realizar un análisis de nuestra marca: ¿qué somos? ¿qué valores comunicamos? ¿cuál es nuestro público?

A continuación, cabe preguntarse cómo lo estamos comunicando, qué alcance tenemos y si realmente está funcionando.

Por último, debemos identificar claramente nuestra comunidad y darle un trato especial. Ya sea con descuentos, avances de productos, contenido exclusivo… El objetivo es que nuestros clientes se sientan orgullosos de pertenecer a la comunidad.

Si nuestro público, nuestra comunidad se siente cómoda con nuestra marca es más que probable que tengamos la fidelidad asegurada durante muchos años.

¿Y tú, cómo te relacionas con tu comunidad?

 

Deja un comentario

¡Hablemos! whatsapp