Blog: Kaizen
marca personal

Artículo publicado en la sección de expertos de la Universidad Internacional de Valencia (VIU).

El actual escenario del mercado de trabajo ha obligado a muchos profesionales a redefinir su relación laboral. Fruto de la crisis, profesionales de altísima valía, con un alto nivel formativo y competencial, han sido expulsados del mercado laboral español (Melián y Campos, 2010; Toril y De Pablo, 2011) y, por mucho que lo intenten, resulta muy complejo su reinserción debido a que no existe demanda de estos profesionales por parte de las empresas.

Esto nos obliga a plantear nuevas fórmulas en el proceso de búsqueda de empleo o autoempleo, en las que un buen conocimiento del marketing  nos van a ser muy útiles en la generación y comunicación de valor como elementos centrales de nuestra estrategia de marca. Así, en los últimos años encontramos también incubadoras y centros tecnológicos, dos de los instrumentos más populares que los gobiernos emplean para fortalecer el espíritu empresarial y la innovación, especialmente a nivel regional (OCDE, 2011). Las universidades, como instituciones responsables de la creación y transferencia de conocimiento a través de la educación y la colaboración con las empresas, también caen dentro de este grupo de infraestructuras (Roig-Tierno, Alcázar y Ribeiro-Navarrete, 2015).

Cuando pensamos en marcas solemos identificar a Coca-Cola, Apple, Hugo Boss o El Corte Inglés, pero habitualmente solemos olvidar los nombres de las millones marcas, de pequeñas y medianas empresas con las que opera el mercado. Cabe, por tanto, tener presente que los servicios de impresión, el colegio de nuestros hijos o nuestro abogado también cuentan con una marca de empresa. Ahora bien ¿somos los profesionales una marca? La pregunta es retórica y, evidentemente, como profesionales reunimos una serie de atributos, los cuales aprovecharemos en nuestro favor dependiendo del interés y esfuerzo que pongamos en ello.

marca-personal1

Por lo tanto ¿puedo hacer marketing personal para conseguir un empleo, auto emplearme o atraer a nuevos clientes?¿Cómo podemos generar interés en un potencial empleador o contratante de mis servicios? ¿Cómo podemos generar valor en nuestro servicio? ¿Se pueden convertir las redes sociales en un aliado de mi marca? Estas y otras cuestiones son las que tratamos de abordar a continuación.

Os propongo diez acciones a implementar en la promoción de tu marca personal como profesional:

  1. Contar con un sitio web o blog personal.

Hoy en día Internet forma parte de nuestras vidas, y es un acto habitual que cuando busquemos contratar un servicio concreto, o conocer sobre algo o alguien recurramos a Google para ver que hay sobre esa persona. Se trata de un espacio en el que aparezcamos como profesionales y en el que estemos referenciados de la mejor manera posible, por lo que supone un aspecto clave para la comunicación de valor de nuestra marca o firma profesional.

  1. Posicionarse como experto de un área en concreto.

Como profesionales tenemos formación y competencias en muchas áreas y, seguramente, nosotros los sabemos; pero ¿tenemos la garantía de que quien pueda contratarnos lo sepa? Debemos de dejar muy claro cuál es nuestra área de trabajo y la especialización por la que hayamos optado. Por ejemplo, si soy un abogado experto en custodias compartidas, deberé de incidir y explicar este ámbito. En relación con el punto anterior, un blog en el que aborde la materia a través de artículos puede resultar muy útil para que cuando alguien haga una búsqueda me localice con facilidad.

  1. Implementar la comunicación de nuestra marca desde el social media y la comunicación 2.0.

Todavía hay profesionales que rehúyen o subestiman el poder de las redes sociales. Craso error. Desaprovechar este canal como una herramienta para la promoción de su marca personal es desaprovechar todo un abanico de posibilidades. No se trata de estar en todas las redes sociales y dedicar las 24 horas del día a ellas, pero sí que, al menos ,contar con un perfil actualizado en LinkedIn, gestionar con pericia el perfil de Twitter o publicar un video en YouTube, lo cual nos va a ser muy útil en nuestra comunicación de valor como expertos. Eso sí, cuidado con los experimentos demasiado caseros. Podrían generar el efecto contrario.

  1. Trabajar y mejorar permanente nuestra agenda.

El networking o la agenda de contactos es una cuestión clave para cualquier empresa y también para nosotros si estamos tratando de gestionar nuestra marca personal. Conocer a nuevos profesionales en eventos, conferencias o talleres que podemos incluso promover nosotros mismos puede resultar de gran ayuda en la comercialización de nuestros servicios. En relación con el punto anterior, es precisamente a través de las redes sociales como podemos llegar a conocer a gran número de profesionales.

  1. Establecer alianzas estratégicas con otros expertos.

Si hablamos de conocer a profesionales que puedan interesarse por nuestros servicios, hemos de tener muy presente que, conjuntamente con estos profesionales, podemos llegar a ofrecer servicios más amplios y mejorados de nuestra marca personal. Por ejemplo, yo puedo ser un magnífico abogado especializado en derecho de empresa, pero mi marca puede ganar valor si implemento un servicio de protección de datos o derecho medioambiental.

  1. Humanizar el mensaje.

Suele cometerse el error de entender que las redes sociales únicamente son para hablar de “mi libro”, de lo que únicamente me interesa como profesional. Esto lo solemos ver mucho en cuentas de políticos que únicamente hablan de la gestión que desarrollan. Somos personas y tenemos sentimientos, por lo que aderezar con algún elemento que nos humanice puede contribuir a hacernos más próximos. Esto es, un libro que hemos empezado a leer, un paseo por la playa, una comida con la familia, etc.

  1. Contar con buenos prescriptores de marca.

Las empresas, por importante que sea el presupuesto destinado a publicidad, crecen por prescripción de sus clientes. En este sentido, la satisfacción de estos resulta fundamental y, tanto así, que son muchas las marcas que pagan por contar con prescriptores que hablan bien de ellos a través de las redes sociales o foros de opinión. Trabajemos, por tanto, esta cuestión con la mejor de las intenciones posibles, ya que clientes satisfechos atraerán a nuevos clientes. Convertirlos en nuestros aliados de marca es un aspecto fundamental.

  1. Tener presencia en algún medio de comunicación.

Otro aspecto a considerar en la promoción de nuestra marca personal es intentar tener presencia en algún medio de comunicación. Nuestra colaboración como expertos en alguna materia generará un win-win entre el medio y nuestra marca. A la vez que aportamos contenido al medio de comunicación, nuestra marca se ve beneficiada como por los atributos de valor del propio medio. En este sentido, la publicity como herramienta nos aportará credibilidad como gestores.

  1. Ofrecer un buen producto o servicio.

Un buen producto o servicio que no cuente con una buena comunicación puede morir por olvido en un cajón. En marketing lo que no se comunica no existe. Pero tan importante es comunicar correctamente como contar con el mejor de los servicios o productos de cara a nuestros clientes. Por lo tanto, la satisfacción generada en nuestros clientes va a ser un factor fundamental para que vuelvan a repetir en la compra, y en lo que no es menos importante, la preinscripción de nuestra marca. Aprovecho para recomendar al lectura Lovemarks: The future beyond brands de Kevin Robberts.

  1. Creer en lo que hacemos.

Decía el querido y admirado profesor Escudero, que el éxito se logra a través de la transpiración y no de la inspiración. Todo y que la creatividad o el tener una buena idea puede resultar muy importante en la diferenciación de nuestra marca, la perseverancia, el tesón y el empeño que pongamos en lo que hacemos será lo que verdaderamente nos servirá como garantía para lograr el éxito.

alone-15155_1280

Como podemos comprobar, el Marketing no sólo es aplicable a las grandes corporaciones, sino que el conocimiento de esta disciplina nos puede resultar de gran utilidad en un mercado que cada vez es más global y competitivo. En este sentido, estas y otras cuestiones las abordaremos en el Máster Universitario en Administración y Dirección de Empresas (MBA) de la Universidad Internacional de Valencia (VIU).

 

Eduard Amorós Kern

PhD en Marketing. Profesor de la VIU

Deja un comentario

¡Hablemos! whatsapp