Blog: Kaizen

Llegas del puente de Pascua, abres el correo y te saltan 95 correos sin leer. Comienzas a hacer scroll con el ratón y la cosa no mejora. Uno detrás de otro, en letra negrita, impacientes por ser abiertos cómo una horda de Caminantes Blancos esperando a John Snow.

Al cabo del día recibimos más información por correo de la que podemos gestionar y aún así el mail se sigue considerando como una iniciativa efectiva a la hora de captar clientes. Pero claro, no todas las newsletter son efectivas ni consiguen hacer su trabajo. El primer paso para que puedan conseguir el objetivo soñado es establecer las bases desde el principio.

¿Con qué finalidad la estoy enviando?, ¿qué quiero conseguir?, ¿qué quieren recibir los contactos de mi base de datos?

  • Conseguir visitas a la web
  • Aumentar ventas
  • Segmentar clientes
  • Informar puntualmente de una acción

Cualquier opción es válida, pero es a partir de este punto cuando podemos empezar a plantear qué cualidades tiene que tener mi newsletter para ser efectiva:

  1. Difundir contenidos que aumenten el valor de marca de nuestra empresa.
  2. Conseguir que la gente que se suscriba a ella se convierta en leads cualificados.
  3. Fidelizar a los usuarios gracias a contenidos de calidad.

 

Esas tres claves son la base de cualquier newsletter. El siguiente paso, tras averiguar cual es la finalidad de esta, consistirá en ir afinando la puntería cada vez más.

Debes saberlo todo acerca de tus suscriptores:

¿Qué quieren encontrarse nuestros suscriptores?

¿Cuándo revisa el mail la persona a la que va dirigida mi NL?

¿Qué puedo ofrecerle que mi competencia no haga?

Conseguir las respuestas a esas preguntas no siempre es fácil, para ello, lo mas adecuado es servirse del testeo. La prueba y el error al final te hará saber qué es lo que tu base de datos te reclama.

¿Cómo testear?

  • Manda NL iguales, en días diferentes a diferentes horas y comprueba qué días y horas son las mejores para tus envíos.
  • Una vez tengas el día y la hora, haz lo mismo con el diseño. Prueba diferentes modelos de NL y averigua qué formato es el que más les gusta.
  • Valora el tono en el que tus suscriptores quieren que te dirijas a ellos. ¿Formal o más coloquial?
  • Por último también puedes hacer una NL a modo de test y comprobar las respuestas de tus suscriptores. Aunque esta opción es quizá la mas difícil de conseguir.

Si al final conseguiste darle respuestas a las preguntas que formulamos anteriormente, ya tienes más del 70% de la partida ganada.

El poder es tuyo, úsalo como es debido y ponlo en práctica.

Deja un comentario

¡Hablemos! whatsapp