Blog: Kaizen
Obviar lo evidente
Artículo publicado por Eduard Amorós en El Mundo.

Uno de los grandes déficits de las pequeñas y medianas empresas valencianas es su desconocimiento sobre la importancia de comunicar bien sus productos y, por extensión, sus marcas.

Entre las organizaciones es común delegar toda la responsabilidad en el producto, entendiendo que éste por sí sólo posee un poder de atracción mágico sobre los potenciales consumidores.

En este sentido, nuestra visión y percepción sobre la evolución de las empresas en el mercado contiene un alto sesgo informacional y tendemos a retener en nuestra memoria aquellos casos que han sido de éxito.

Por el contrario, el mercado está ampliamente representado por casos de marcas y productos que no vieron la luz, o que su recorrido fue muy limitado. Esto resulta ser casos de no éxito, que no solemos estudiar en las universidades o explicar al alumnado. Siempre recurrimos a contar en el aula el caso de éxito de Apple, Coca-Cola o Mercedes obviando que la realidad económica y social está tejida por cientos de miles de casos de pequeñas y medianas empresas que tratan de hacerse un hueco día a día en el mercado.

Empresas que en muchos casos no llegan a ver la luz básicamente porque no tienen una idea aproximada de la importancia en desarrollar una buena comunicación de marca. Así, en gran número de casos la responsabilidad comunicativa recae sobre la dirección de ventas y sus comerciales, obviando un amplio número de herramientas y estrategias que pueden lograr mejorar significativamente el crecimiento de las empresas.

En comunicación existe el principio de que “lo que no se comunica no existe”. Así, a pesar de que usted está seguro de que si Coca-Cola dejase de invertir en comunicación seguiría siendo líder, permítame que le formule la siguiente pregunta: ¿Piense en el nombre de cinco ministros del gobierno anterior? Si usted es una persona medianamente informada, seguro que es capaz de recordar el nombre de esas personas sin ninguna dificultad, ya que hasta hace algunos días estaban presentes en los medios de comunicación. ¿O sorprendentemente no los recuerda?

Lo que no se comunica, o se deja de comunicar, no existe, aunque estemos convencidos de que contamos con el mejor producto.

Eduard Amorós Kern

Deja un comentario

¡Hablemos! whatsapp