Blog: Kaizen
el mundo_Kaizen

¿Mejorar la competitividad?

Artículo publicado en El Mundo. Columna El Laboratorio

El tejido productivo valenciano está constituido, según datos del Ministerio de Industria, por más de un 99% de pequeñas y medianas empresas. Y uno de los aspectos a los que se hace alusión es a la necesidad de mejorar la competitividad de las empresas.

Así, para la mejora de esta competitividad, los expertos aluden a la inversión en I+D para la generación de valor en las empresas. Lamentablemente, para ser competitivos, la interpretación práctica de este marco teórico se representa en una contratación precaria de las personas. Esto es, el modelo implantado culturalmente para ganar competitividad es el de pagar lo menos posible a los trabajadores a cambio de más horas de trabajo.

Dicho sea de paso, hablar de innovación y destinar los euros a innovación y esperar a ver que ocurre son dos cosas muy distintas. Una cosa es escribir un artículo científico sobre innovación y otra bien distinta es jugarse los cuartos de la familia.

Me interesa poner el foco en dos cuestiones partiendo de la perogrullada de que cuanto más barato se produce, más opciones tendré de ofrecer mejores precios de mercado. La primera tiene que ver con la altísima carga fiscal comparativa que les toca soportar a las pymes en relación con otros países de la UE. De cada 100 euros, más del 52% se destinan al pago de impuestos. La segunda, tiene que ver con el principal problema de nuestro país, el empleo. Y es que en nuestro país es muy caro contratar a las personas. Para que una persona perciba mil euros netos, a una empresa le supone aproximadamente un 40% más, esto es, alrededor de 1.500 euros.

Valoremos, por tanto, si con estas cargas las pequeñas empresas pueden hacer frente a la situación actual, no sé si para ser más competitivas, pero sí que para desarrollar con más holgura su actividad.

Urge practicar medidas que aligeren la carga impositiva de las pequeñas empresas y la contratación de trabajadores, al menos coyunturalmente, hasta que salgamos del ciclo de estancamiento en el que estamos inmersos.

En conclusión, salarios altos para fomentar el consumo, con menos carga para las empresas y menos impuestos para las pymes. De paso… que paguen las grandes.

Eduard Amorós Kern es director de Marketing en KAIZEN GROUP y profesor de la Universitat de València.

 

Deja un comentario

¡Hablemos! whatsapp